¿Qué es un Portafolio de Inversión?

Un portafolio puede tratarse como una colección de diferentes activos o instrumentos financieros tales como acciones de diferentes empresas, bonos o dinero en efectivo con el objetivo de sacar una rentabilidad del mercado. Como una regla general un portafolio de inversión se conforma de acuerdo al perfil de riesgo del inversionista, sin embargo, en el caso de los fondos de inversión, estos son portafolios ya establecidos por entidades financieras a las cuales el inversionista, según su tolerancia al riesgo, decide entrar.

A continuación veremos los pasos recomendados a seguir para la estructuración de un portafolio de inversión.
____________________________________________________________________________
Pasos para la creación de un Portafolio de Inversión



1. Determinar los objetivos del inversionista así como su perfil de riesgo.

En este paso se define el dinero disponible para la inversión, cual es su rentabilidad esperada y su nivel de riesgo, aunque estos dos últimos suelen ser interdependientes. Debemos de tener en cuenta que los inversionistas pueden ser personas naturales o jurídicas y la forma en la que se define el nivel de riesgo para cada una es diferente.

Lo más común para definir el perfil de riesgo es llenar un cuestionario con información personal o de la empresa tales como el nivel de ingresos, activos, edad, información que revele si tienes un perfil de riesgo conservador, moderado o agresivo. Debemos recordar que entre más grande es la rentabilidad esperada más alto el riesgo al que debemos exponernos.

2. Seleccionar los instrumentos financieros

En general un portafolio va a estar compuesto por una porción de tasa fija como los bonos y una de tasa variable como lo son las acciones.

3. Seleccionar sectores económicos y empresas

En un principio los sectores económicos se pueden elegir por preferencia de los inversionistas o como una cobertura. Ciertamente los inversionistas pueden tener una preferencia por poseer acciones del sector de tecnología, industrial u otros sin embargo, en otros casos, si el inversionista es una empresa es más probable que la selección de los sectores económicos se haga como una cobertura en la que se elegirá un sector que se comporte bien cuando el sector de la empresa no lo haga, o también pueden elegirse empresas del mismo sector que hayan mostrado un comportamiento estable aun en épocas de crisis.

4. Medir el riesgo y la rentabilidad de los activos

En este paso debemos llevar a cabo un análisis estadístico de los históricos de diferentes acciones para observar su comportamiento en los últimos años y así determinar su rentabilidad histórica, rentabilidad esperada y su varianza. La varianza se usa con el fin de determinar el riesgo de cada activo.

5. Optimizar el portafolio

Una vez tenemos los definidos los activos que vamos a tener en cuenta para la conformación del portafolio construimos portafolios óptimos, que son aquellos que nos permiten la máxima rentabilidad a un nivel de riesgo dado. Para la optimización de portafolios hacemos uso de la Teoría moderna de Portafolio (TMP) desarrollada por Harry Markowitz. Markowitz argumenta que a medida aumenta el numero de activos en un portafolio el riesgo disminuye debido a la diversificación, sin embargo se llega a un punto en el que no es posible eliminar todo el riesgo, este es el riesgo de mercado el cual no es posible eliminar.