¿Cómo Hacer Dinero? (Parte 2)

En la primera parte de cómo hacer dinero habíamos dicho que todo dependía de la educación. La manera en la que nos formaron para hacer dinero nos lleva a lo que Robert Kiyosaki se refería como la carrera de la rata. Para que lo entendamos de la mejor manera imaginemos a un pequeño hamster, ¿que es lo que siempre hacen?, pues dar vueltas y vueltas en su rueda siempre lo mismo. Así es como describe Kiyosaki la vida de los pobres y de la clase media.


La carrera de la rata

La educación para nada esta mal, por el contrario la educación es fundamental pues nos brinda la llave hacia nuevas habilidades y maneras de pensar y eventualmente maneras de ganar dinero, pero desde pequeños nunca nos enseñaron a manejar el dinero y aun así siendo grandes, habiendo pasado por diferentes títulos y profesiones podemos decir que la mayoría pasan desapercibidos al respecto del manejo del dinero cuando la realidad es que vamos a toparnos con el durante toda nuestra vida.

De jóvenes empezamos con un trabajo nuevo, una buena paga o por lo menos suficiente para nuestros gastos, de repente obtenemos un mejor empleo con más beneficios, mejoramos nuestros ingresos pero al mismo tiempo aumentamos nuestros gastos y así sucesivamente. Podemos vivir en un apartamento perfectamente cómodos pero cuando sentimos que podemos soportar la carga de comprar una casa, empezamos a pagar no solo intereses sino también impuestos prediales por la casa, fuimos enseñados desde pequeños a que a medida que aumentábamos nuestros ingresos debíamos encontrar algo en que gastarlo, sentimos que debemos equilibrar la balanza y mejorar nuestro nivel de vida, o por lo menos eso aparentamos.

A esto es justamente a lo que se llama la carrera de la rata, todo el tiempo vivimos haciendo lo mismo, al punto en que nos esclavizamos trabajando por mantener nuestro nivel de vida, dinero entra, dinero sale, y así en un circulo vicioso que parece interminable pues tendemos a endeudarnos pensando en acaparar nuestros ingresos, pero la mayoría de las veces las deudas nos alcanzan y el dinero termina convirtiéndose en una ilusión que trabaja en contra nuestra.
____________________________________________________________________________

El miedo y la codicia

Los pobres temen no conseguirlo y los ricos temen perderlo. El miedo es tal vez la emoción humana que más influye sobre nuestras decisiones a lo largo de nuestras vidas. En el momento en el que percibimos algún peligro nuestras aversiones al riesgo se hacen más grandes, el miedo trata de impedirnos que tomemos decisiones de las que desconocemos el resultado, nos hace jugar a lo seguro. En un principio el miedo a quedarnos sin dinero nos motiva a trabajar duro por el, pero cuando lo tenemos entra en juego la codicia, pensamos en las cosas que podemos tener y comprar con el dinero, estableciendo de esta manera un circulo vicioso que a veces nunca termina. Trabajamos por miedo a quedarnos sin el, pero cuando lo tenemos pensamos en todo aquello que podemos tener si lo gastamos. Trabajamos todo el tiempo con una idea ya establecida de como nos vamos a gastar nuestro próximo salario y no en como vamos a invertirlo, ¿por qué?, porque así hemos visto desde pequeños que es como funciona la sociedad, el lucir bien y la sensación de estatus que nos da el dinero.

La mayoría de las veces el miedo no desaparece, siempre es el miedo a quedarnos sin el, sin importar si eres pobre o rico. Un rico no desearía perder todo lo que ha obtenido, sus casas, sus automóviles, su nivel de vida, su puesto en la sociedad, al final las emociones terminan decidiendo por nosotros, y la verdad es que ni el miedo ni la codicia están ahí para jugar en contra nuestra, esta en nuestras manos decidir si usamos nuestras emociones para pensar o pensar con nuestras emociones.


Empieza desde la primer publicación: ¿Cómo hacer dinero? (Parte 1)